domingo, mayo 8

A MARCHAS FORZADAS

Junto con la construcción de puentes, marchar es el deporte favorito de los mexicanos. Defortunadamente, debido a nuestra falta de cultura cívica y a la demagogia rampante de nuestros políticos, la mayoría de las marchas mexicanas son solo un juego de vencidas entre los diferentes actores políticos; una incómoda y perturbardora medición de fuerzas en la que invariablemente los ciudadanos sacamos la peor parte.

Por supuesto, algunas marchas tienen intenciones encomiables y están organizadas por grupos o personas respetables con demandas válidas. Pero aun éstas, cuando prometen ser masivas y populares, inmediatamente se convierten en jugoso botín político. Y es casi imposible —al menos hasta ahora lo ha sido— evitar que los políticos se apropien de ellas —con más o menos sutileza— y que las usen para sus propios fines —siempre mezquinos.

Hace unos años Felipe Calderón marchaba exigiendo el cese de la violencia y la inseguridad. Hace también unos años, Andrés Manuel López Obrador se burlaba de una marcha que pugnaba por la paz. Hoy los dos están en la posición opuesta. Porque les conviene. Sin importar que sea la misma demanda y los mismos ciudadanos los que la hacen.

¿Sirven las marchas? ¿Los políticos ven en éstas reclamos populares o solo el músculo de sus adversarios? ¿Toman en cuenta en sus decisiones las demandas expresadas por las marchas o solo el poder de los opositores agazapados detrás de éstas?

No lo sé, pero esas multitudes organizadas y entusiastas siempre me dejan la agridulce sensación de que cada quien marcha por lo que se le da la gana, de que todos, en nuestro interior, vamos lanzando consignas contra lo que nos atribula: la pareja, el jefe, los hijos, el equipo de futbol que nunca gana, la vida. Una especie de terapia colectiva en la que las calles se vuelven el psicólogo mudo que nos cura solo escuchando. Por eso a nadie le importa que las marchas jamás consigan resultados; marchar es ya es un logro; es la certeza de que no estamos solos, de que hay miles que, como nosotros, piensan que podríamos tener mejores gobernantes, y que como nosotros, tienen vidas imperfectas.









7 comentarios:

:tadeo.X: dijo...

Comparto absolutamente tu opinión.

muy buen blog

saludos
Tadeo

D.I. Felipe González dijo...

Coincido con Don RUL. Por cierto, ¡creo que nunca lo había leido tan seriecitou!

El Ser Supremo dijo...

Y es justo por esto que no hay nada mejor que agarrarse a balazos apoco no?

Anelle dijo...

La verdad es que yo creo que no sirven, de ser asi habría muchisimas más todos los días.

"Marchar es como quejarte vía twitter".

Si, sólo te quejas pero realmente no estas haciendo nada por solucionar el problema.

Nadia Galaviz dijo...

Si ya mejor no hay que hacer nada y convertirnos todos unos agentes del poder, claro en la posicion de dominados, cual mas???

buenas pelis online gratis dijo...

me gusta eso gracias por la inf amigos y por su apoyos

van tuan dijo...

dự án chung cư vinhomes nguyễn trãi là một quần thể đô thị hiện đại chung cu vinhomes nguyen trai được trang bị nội thất tinh tế thiết kế vinhomes nguyễn trãi sang trọng vinhomes nguyen trai đẳng cấp kết hợp cùng tiện nghi vinhome nguyen trai cao cấp vinhomes nguyễn trãi là điểm đến lý tưởng vincom nguyen trai đầy đủ cho người tiêu dùng vincom nguyễn trãi có bán giày nam các loại giày công sở nam đẹp nhất.Công ty thiết kế nội thất hàng đầu tại hà nội, chuyên thiet ke noi that

La onda de la interactividat

Related Posts with Thumbnails